0

Practica las 7Rs del ciudadano ecológico

Somos los principales responsables del impacto medioambiental en nuestro planeta por lo que nuestras decisiones de compra y de vida, nuestros comportamientos individuales y colectivos como ciudadanos del mundo cambian las tendencias del mercado, modifican el aprovechamiento que hacemos de la naturaleza y con ello, la relación del ser humano con el medio ambiente.

cambio

Si queremos consumir y no desperdiciar, si queremos que nuestras compras y hábitos diarios sean lo más sostenibles posibles, debemos conocer y seguir las llamadas “7 Rs” del ciudadano ecológico. Estos siete consejos suponen unas pautas de consumo más justas y respetuosas con la naturaleza que podemos llevar a cabo individualmente porque ¡TÚ DEBES SER EL CAMBIO QUE DESEAS VER EN EL MUNDO!

1. Reflexionar

Todo empieza por llegar a ser conscientes de que toda acción humana afecta de forma directa o indirecta nuestro ecosistema. La información y la educación son claves no solo para tener más y mejor, como solemos pensar, sino para consumir con mayor consciencia: consumir productos locales y de temporada, usar el transporte público o la bicicleta, apoyar las energías renovables, etc.

reflexionar

2. Rechazar

No incluir en la cesta de la compra productos tóxicos, no biodegradables o no reciclables. Los sellos FSC, MSC y Ecolabel sobre todo respecto a los productos de limpieza ecológicos, etc. nos aseguran el respeto a la sostenibilidad de los recursos naturales.

rechazar

3. Reducir

Consumir con inteligencia, por un lado, comprando solo lo necesario, por otro, evitando productos con un empaquetado excesivo. A su vez, se debe reducir el consumo de agua y energía.

reducir

4. Reutilizar

No debemos consumir productos de usar y tirar y tenemos que hacer todo lo posible por alargar la vida útil de los bienes que compramos como por ejemplo no utilizando bolsas de plástico para hacer la compra, sino bolsas de
tela, usando pilas recargables, aprovechando embalajes para guardar otras cosas antes de tirarlos definitivamente, informándonos sobre la obsolescencia programada de los bienes tecnológicos, etc.

Reutilizar

5. Reciclar

Cuando reciclamos evitamos que una buena parte de nuestra basura acabe en vertederos. Los beneficios medioambientales del reciclaje son múltiples.

7 Rs

6. Redistribuir

Consiste en distribuir de una manera más equilibrada la riqueza para evitar que la pobreza no solo afecte a los habitantes de los países más empobrecidos sino también al medio ambiente. ¿Cómo podemos hacerlo desde la cesta de la compra? Adquiriendo productos con una menor huella ecológica o basados en principios de comercio justo.

redistribuir

7. Reclamar

El cambio empieza por uno mismo, pero no se queda solo en las acciones cotidianas. Como ciudadanos tenemos derecho y debemos reclamar a las autoridades, instituciones y empresas más medidas para conservar y recuperar el medio ambiente, más infraestructuras para poder reciclar, un mayor apoyo a los productos ecológicos y a las energías renovables, más productos reciclables, más información, etc.

reclamar-protestar

Si todos aportamos nuestro granito de arena, seguro que podríamos conseguir un cambio, solo debemos concienciarnos del poder que tenemos cada uno de nosotros para mejorar el mundo en el que vivimos.

Anuncios
0

¿Cuáles son las recetas favoritas de los miembros de YoComproSano?- Parte 2

Esta vez fue Tania– uno de nuestros miembros de nuestro grupo de Villaverde, quién nos mandó una de sus recetas favoritas preparada con productos de Yo Compro Sano.

¡Aquí os dejamos todos los detalles!

EL PLATO: Gratinado de espinacas y gambas

INGREDIENTES: Para 4 personas

  • 500 g de espinacas
  • 300 g de gambas (frescas o congeladas)
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • 2 o 4 huevos (al gusto)
  • Queso rallado (al gusto)
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 30 g de mantequilla

Para la bechamel:

  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de harina
  • 200 g de leche entera
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta

espinaca2

 

 

 

 

 

descarga (1)

 

huevos-y-embarazo

 

PREPARACIÓN:

1. Lavar bien las espinacas y ponerlas a cocer en agua con un poco de sal un par de minutos. La cantidad que indico para la receta se refiere a espinacas ya cocidas. Una vez cocidas escurrir muy bien. Si prefieres textura más entera y son tiernas, no las cuezas, después de lavarlas, saltéalas y listas.

2. Cocer las gambas.

3. Hacer la bechamel- tiene que quedar clara, no espesa.

4. Precalentar el grill del horno.

5. Poner en una sartén una cucharada de aceite de oliva virgen extra, y echar el diente de ajo. Cuando esté frito, retirar. Freír las espinacas bien escurridas.

6. Añadir la bechamel y remover. Dejar 5 minutos.

7. Incorporar las gambas, con una pizca de sal, y dejar 20 segundos al fuego.

8. Volcar todo esto en una fuente apta para el horno.

9. Hacer hueco con una cuchara para los huevos, y ponerlos. Echarles una pizca de sal.

10. Poner queso rallado por encima, 2 cucharadas de pan rallado espolvoreando todo, y unos pocos dados pequeños de mantequilla, bien repartidos.

11. Gratinar unos 5 minutos hasta que el queso esté fundido, la clara del huevo esté cuajada y la yema no.

¡Y aquí tenemos el resultado final que tiene una pinta increíble!:

IMG_20140427_145959

¡Muchas gracias Tania por compartir tu receta con nosotros!

0

¡NO ES LO MISMO!

“NO ES LO MISMO” es el lema de Yo Compro Sano con él que nos identificamos desde que empezamos a trabajar en nuestra iniciativa.

Este lema defiende la idea de que no debemos comparar la comida local y ecológica con la industrializada bajo ningún concepto y NO ES LO MISMO para nuestra salud comer alimentos de productores locales que comida comprada en los supermercados.

alimentos_fungicidas

¿Por qué la comida ha cambiado?

Las razones son innumerables pero aquí os dejamos algunas de las más relevantes: El consumismo, la  globalización, la influencia publicitaría, los cambios tecnológicos en la industria alimentaria, la vida acelerada, la falta de tiempo…Todos ellos son conceptos muy conocidos entre todos nosotros y que caracterizan la vida de hoy en día. Por todos estos motivos, la comida ya NO sabe igual y la mayoría de los productos que compramos están llenos de conservantes, tienen elementos nocivos y son totalmente artificiales.descarga

Local vs Global

¿No creéis que ya es hora de cambiar radicalmente nuestras costumbres alimenticias y empezar a comer comida de verdad?

Aquí os dejamos una breve comparativa entre los alimentos locales y los industrializados para que os podáis convencer:

1. NO ES LO MISMO: Un alimento natural recién traído de la huerta y sin ingredientes adicionales VS la comida procesada, tratada y llena de conservantes.

2. NO ES LO MISMO: Un producto fresco y de temporada VS la comida con ingredientes adicionales y nocivos como lo potenciadores del sabor, las grasas y transgénicos, el azúcar y sodio, entre otros.

img-ciencia-rivales

3. NO ES LO MISMO: Los alimentos ricos y con sabor auténtico VS la comida artificial y con un sabor totalmente modificado.

4. NO ES LO MISMO: Un producto de Kilómetro 0 con 0 impacto sobre el medio ambiente VS la comida industrial que ha viajado cientos y miles de kilómetros y que contamina por el uso de transporte y combustibles fósiles.

5. NO ES LO MISMO: La comida que potencia a la economía local y a los productores VS los productos industrializados que benefician a la economía de otros y a las grandes corporaciones multinacionales.

jardineria-el-huerto-en-otono-xl-668x400x80xX

Esperamos que os hemos dados suficientes razones para que vosotros también os identifiquéis con nuestro lema “NO ES LO MISMO” y os unáis a la iniciativa de Yo Compro Sano entrando en http://www.yocomprosano.es